Contacto:   info@andorrano-joyeria.com   933 776 866   618 856 230     

Si ha estado siguiendo este blog, sabrá ya la diferencia entre divisa y dinero. Ambas empiezan por la letra "d", como la palabra "duración". Es curioso que precisamente esa sea la diferencia. Su duración. ¿Cuánto dura el oro? Dura lo que dura un átomo. ¿Cuánto es eso? Pues en principio eternamente, a no ser que sea partido en dolar-europedacitos, o fusionado con otro átomo (fisión y fusión nuclear respectivamente, por ejemplo, de las cuales se saca una cantidad inmensa de energía... Energías que se liberan a partir de reacciones de pocos átomos. ¡Sabiendo esto, le será más fácil entender por qué es tan difícil y costoso convertir un átomo de plomo en un átomo de oro!). ¿Cuánto dura una divisa, sobretodo una fiduciaria? Si recuerda uno de los anteriores artículos, un cigarrillo puede llegar a ser una divisa. En ese caso, unos diez minutos podríamos decir, para hacer un cálculo sencillo, que es lo que más o menos dura. Un cigarrillo se intercambia por otro bien, pero generalmente no volverá a ser intercambiado, sino que posiblemente será gastado. Será fumado.

El dinero fiduciario dura más, pero no mucho más. Las primeras pesetas eran monedas de plata (900) de 25 gramos. En ese entonces las pesetas eran dinero de verdad. Hablamos de 1869. Luego, en 1874 se emitieron los primeros billetes de peseta, iniciándose así, el principio de la peseta como moneda fiduciaria (Aunque cabe decir que, de no haberse pasado al papel moneda, el soberano habría acabado devaluando la moneda igualmente), poniendo la primera piedra del muro, en la mente de la mal llamada "opinión pública", que separa divisa de dinero. Pero todavía estaba respaldada por dinero. Era una divisa fiduciaria respaldada por dinero. Eso es malo, pero es menos malo.

Pero la gente de ese entonces aceptó "pulpo como animal de compañía", y empezó a cavar su propia tumba. En 1935 se sacó de circulación los duros de plata, y se les substituyó por billetes en papel. El gobierno, como siempre, y sea del color que sea (créame, da igual el color, todos los gobiernos de toda la historia de la humanidad han hecho lo mismo, independientemente de cómo se autoproclamasen), pasó a cambiarle al ciudadano dinero por divisa fiduciaria. Pero todavía no era fiduciaria al cien por cien, en el sentido de que todavía estaba respaldada por algo de metales preciosos. Luego en 1959 el gobierno de Franco adoptó el patrón Bretton Woods, que significó que la peseta pasaba a estar respaldada por el dólar, que éste, a la vez, estaba respaldado por un poco de oro. No mucho, un poco.

Luego en 1971 el dólar abandonó el oro como respaldo, y pasó a ser una moneda fiduciaria al 100%. El acto de fe puro y duro de qué hablamos en un artículo anterior. Así pues, la peseta pasó a ser una moneda fiduciaria respaldada por otra moneda fiduciaria. ¿Qué significa eso? Pues que no contentos con que el valor de los ahorros de los tenedores de pesetas dependiese del Banco Central de España, a partir de ese momento, el valor de la peseta lo decidía, parcialmente, también la Reserva Federal de los Estados Unidos (que, además, es un banco privado y libre de cualquier control gubernamental).

El mundo se había vuelto loco de remate. ¡El mundo entero! Pero, como en el circo, siempre hay un "¡Más difícil todavía!", con lo que, en 2002, nos pasamos al Euro, en el que el valor de los ahorros de los hasta entonces tenedores de pesetas, pasaba a depender de lo que decidiera el Banco Central Europeo, conformado por los gobernadores de los bancos centrales de los 17 bancos centrales de la zona euro, más la Reserva Federal. El más difícil todavía, a partir de este punto, implicaría pasar a incluir al Banco Central de Zimbabwe... Pero no hará falta, el Banco Central Europeo y la Reserva Federal ya se encargarán de ponernos a la altura de Zimbabwe. No lo dude en absoluto.

Y en esas estamos... Todos locos. ¿Todos? ¡No! Hay todavía un reducto de galos... ¡Perdón! Inversores, que luchan contra la locura del dinero fiduciario. No vivimos todos juntos en una aldea, ni paseamos menhires, al menos yo... Y en cuanto a pócimas mágicas, hay quien bebe café, otros, bebidas de cola, y otros, bebidas energéticas, aquí cada uno elige la suya. Pero lo que sí es cierto, es que los rebeldes somos quienes sabemos diferenciar entre divisa y dinero. Los ganadores, apreciado lector, somos quienes apreciamos los metales preciosos, y en concreto los que somos propietarios de metales de inversión, a saber: oro y plata.

Pero, como ya sabe, el oro y la plata son metales escasos. "Haberlos, haylos", pero en poca cantidad. Si quiere un consejo de los buenos, invierta en metales preciosos. Compre oro y plata. Eso sí, físicos. Yo no me arriesgaría a comprar papelitos que "dicen" que se pueden cambiar por oro o plata. ¿No le suena familiar? Hágame caso, si quiere, y adquiera oro y plata. "Au" y "Ar", si nos referimos a ellos por su símbolo atómico. 79 y 47, si lo prefiere en números atómicos. Zólota y serebró, como dicen en ruso.

Me apuesto una onza de plata a que usted quiere que sus ahorros le permitan el máximo poder de compra posible. ¿Me equivoco? Ni aunque sea de forma inconsciente, es así. Y puesto que esto es así, pocas dudas tengo de que, si no es que ya posee metales preciosos, está pensando en adquirirlos. El consejo es claro: Hágalo. No lo piense. No tarde ni un minuto. Parafraseando a Bruce Lee, filósofo y maestro en las artes marciales, "Si uno se pasa demasiado tiempo pensando en hacer algo, acabará no haciéndolo nunca".


Deja tus comentarios Enviar un comentario como invitado
0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

rss

Comparte

Ultimas Monedas

Moneda de Plata Marvel Deadpool 2018 de 1 Onza de Tuvalu. Estas monedas de 31,1 gramos de Plata ...

Desde:
22,78 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1 Onza de Australia. Estas monedas de 31,1 gramos de Oro puro están ...

Precio:
1.129,42 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1/2 Onza de Australia. Estas monedas de 15,5517 gramos de Oro puro ...

Precio:
583,51 €

Archivo de Artículos

Blog