Contacto:   info@andorrano-joyeria.com   933 776 866   618 856 230     

compraracion oro y btc

Eche un vistazo a los gráficos. El primero es el gráfico, en USD (dólares estadounidenses), de la evolución del bitcoin en el último año, con MtGox como referencia. El segundo es la evolución del precio del oro, también en USD, desde 1973, es decir, justo dos años después del abandono, por parte de la comunidad mundial, del patrón Bretton Woods, por ende, justo después de la introducción a nivel mundial del patrón dólar. El gráfico es prácticamente calcado al de la evolución del bitcoin en euros, también con MtGox como referencia. De hecho, más o menos es lo mismo en todas las borsas de bitcoins, independientemente de la divisa en que se pague.

Conviene recordar que llevamos casi cuarenta y tres años de patrón dólar, desde que Nixón promulgara la "Nixon Shock", una serie de reformas económicas (léase: legales) entre las que se incluyó, de forma unilateral, el cese por completo de la convertibilidad del USD en oro, el 15 de agosto de 1971.

MtGox, una de las primeras borsas de bitcoin, empezó su negocio en bitcoins en 2010. El bitcoin se ideó en 2008 y empezó a ser operativo a principios de 2009. Empezando de la nada, su valor se mantuvo cercano a cero hasta inicios de 2013. Al ser algo nuevo y absolutamente desconocido, creo que podemos descartar parte de su historia e utilizar el 2013 como inicio. Yo descubrí bitcoin en diciembre de 2012, por ejemplo. No oí hablar de él hasta entonces, así que creo que utilizar 2013 como inicio es aceptable.

 

 

Así pues, tenemos dos curvas, oro y bitcoin. Estas dos curvas son prácticamente calcadas, y además prácticamente muestran los mismos precios. Si superpusiéramos las dos curvas, veríamos que el oro ha estado mejor valorado, pero recientemente bitcoin llegó a la paridad con el oro en sus dos últimos picos más importantes.

Un hecho que debemos tener en cuenta es que tanto el oro (y la plata) como el bitcoin no son considerados como divisa (ni moneda) en la mayoría de mercados. Y cuando digo mayoría de mercados, dejo a un lado las consideraciones legales (es decir, los cursos legales; las leyes que obligan a los ciudadanos de cada país a utilizar la moneda que el estado decide, de forma exclusiva en la mayor parte de los países).

Un mercado puede ser el agregado de panaderos que hay en el mundo; el mercado mundial de panaderos lo conforman todos los panaderos del mundo junto a todos los compradores de pan del mundo. Todas las transacciones económicas que se dan en el mundo conforman el mercado mundial. Creer que sólo las bolsas conforman los mercados, es intentar entender una casa a partir de un ladrillo. Hay una parte importante de la actividad económica que no se puede medir, por mucho que queramos. ¡Y eso es bueno!

Dicho esto, es fácil entender que bitcoin y metales preciosos no juegan de tú a tú con el dinero fiduciario. Tienen unas restricciones legales que han derivado en preferencias sociales (aunque totalmente irracionales desde mi punto de vista), a saber; uno no puede comprar en la casi totalidad de los mercados ni en bitcoin ni en oro (ni en plata). No se puede comprar pan con oro, ni con plata, ni con bitcoin. Tampoco se puede pagar la factura eléctrica o la gasolina. Cada vez hay más servicios que aceptan bitcoin como pago, pero continúan siendo cantidades anecdóticas. El oro, por otra parte, ha experimentado una eclosión de negocios de compro oro, que podríamos comparar con las tiendas online que aceptan bitcoin como pago, pero a la hora de intercambiarlo directamente por bienes y servicios, el oro (y la plata), continúan muy, muy, pachuchos. De momento.

Llevamos un siglo desde la invención de los bancos centrales. Ninguno de nosotros ha vivido en un mundo sin bancos centrales. Tampoco nuestros padres, en muchos casos, llegando a poder incluir abuelos. Nuestra sociedad no conoce la diferencia entre divisa y dinero, ¡porqué nadie la ha vivido! A muchos les cuesta entender, incluso habiendo vivido inflaciones (también conocidas como "devaluaciones) terribles en la peseta, que la divisa actual de curso legal, en nuestro caso el €uro, pueda desaparecer casi de un día para otro. Cuesta mucho imaginar que vaya a desaparecer. Pero que a uno le cueste imaginar algo es una cosa, y lo que vaya a pasar es otra muy distinta.

A mi entender, estos gráficos podrían mostrarnos el declive del dinero fiduciario. En teoría, el oro y el bitcoin deberían ser mucho más estables que una moneda que depende de la voluntad política del gobierno de turno. Tanto el bitcoin como el oro tienen costes altos de minado (sí, el bitcoin también se obtiene de "minas", aunque sean minas de unos y ceros en vez de roca y tierra), son escasos, y tienen un límite; un tope. Oro, hay el que hay, y el bitcoin se diseñó para alcanzar una oferta monetaria máxima en el año 2140 (los famosos 21 millones de bitcoins). Podríamos decir que, en general, los metales preciosos, así como el bitcoin, son, de largo, mucho más imparciales que las divisas fiduciarias; son más honestos.

Así como se dice que los niños y los borrachos nunca mienten, tampoco lo hacen los metales preciosos (siempre y cuando los posea usted, es decir, en forma física) ni el bitcoin. Y por eso creo que la evolución histórica de uno y de otro, aunque con tempos distintos, es tan parecida, casi calcada. Ambos nos cuentan la verdad. Ambos nos muestran un diagnóstico. Si uno invierte los gráficos, pasan a ser el dólar valorado en bitcoins y en onzas de oro. ¿Curiosa evolución? ¿Verdad? Uno debe cambiar el punto de vista para captar matices importantes.

A mi entender, las curvas con las que he empezado el artículo son, nada más ni nada menos, la representación de la "curva de confianza". Quien invierte en oro y en plata, es porque desconfía del dinero fiduciario. Quien invierte en bitcoin lo hace por los mismos motivos. Por eso, por lo que parece hasta la fecha, la evolución de las curvas es tan parecida.

Deberemos estar atentos a dicha evolución para poder determinar si es una mera coincidencia o no. Ahora bien, de momento parece que tanto oro como bitcoin son amigos. El incremento de precio del bitcoin no afecta al de oro, y viceversa. Al menos actualmente. El problema del bitcoin es que, al ser algo tan nuevo, no tenemos una historia a la que consultar para poder entender o predecir lo que sucede en dicho mercado. Podemos argumentar en base a la lógica, pero no podemos echar mano de la historia, aunque, también es verdad, que de momento la poca historia que nos muestra el bitcoin nos proporciona una información comparable a que podemos obtener de la historia reciente del dólar.

No sabemos, de momento, si los metales preciosos y el bitcoin son amigos o enemigos. Lo que sí podemos afirmar sin equivocarnos es que tanto los metales preciosos de inversión (oro y plata principalmente) como bitcoin tienen un enemigo común: el dinero fiduciario. Y ya sabe usted el proverbio: "El enemigo de mi enemigo es mi amigo".


Deja tus comentarios Enviar un comentario como invitado
0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

rss

Comparte

Ultimas Monedas

Moneda de Plata Marvel Deadpool 2018 de 1 Onza de Tuvalu. Estas monedas de 31,1 gramos de Plata ...

Desde:
22,78 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1 Onza de Australia. Estas monedas de 31,1 gramos de Oro puro están ...

Precio:
1.129,42 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1/2 Onza de Australia. Estas monedas de 15,5517 gramos de Oro puro ...

Precio:
583,51 €

Archivo de Artículos

Blog