Contacto:   info@andorrano-joyeria.com   933 776 866   618 856 230     

Taller artesanal de acuñación de monedasSi en el artículo anterior se explicó cómo se mina la plata, hoy toca explicar cómo se acuñan las monedas (ya sea oro o plata). El proceso es bastante sencillo.

Para empezar, los acuñadores de moneda funden el metal con el que harán la moneda. Para la explicación me limitaré a explicar el proceso que es común tanto a las monedas de oro o plata pura (fina y "segura", o sea 999.9). Para monedas tales como los Krugerrand, que son aleaciones de oro con cobre, el proceso es ligeramente más complicado (más que nada por lo de la aleación).

Una vez fundido el metal (sea oro o plata), se vierte en unos moldes con forma cilíndrica, de tal manera que se consiguen unos cilindros de metal. El proceso es delicado, porque el metal tiene que ser fundido y vertido de tal manera que las propiedades del lingote resultante sean las óptimas. Ni más caliente de la cuenta, ni más frío.

Luego esos lingotes se meten en una máquina que lo prensa de tal manera que se transforma ese cilindro en una lengüeta de un par de milímetros de espesor (más o menos el espesor de la moneda que se quiere acuñar).

El proceso se llama extrusión. El metal en forma de cilindro es empujado por un pistón y aplastado por unos rodillos. La extrusión es un proceso utilizado para crear objetos con una sección transversal definida i fija. Esa lengüeta debe salir sin rasguños. De cada lengüeta saldrán unas cuantas monedas, pero no avancemos acontecimientos...

Una vez la lengüeta está enfriada, se corta en secciones y se mete en otra máquina troquel que perfora dicha lengüeta. Cada perforación resulta en una pieza en forma de oblea que es, más o menos, del diámetro que alcanzará la moneda una vez acabada. Los restos de la lengüeta se refunden para volver a repetir el proceso y acuñar más monedas.

Se pesan las obleas resultantes, para asegurarse de que el proceso es correcto, y por último se acuña en una máquina que tiene una hendidura sobre la que se inserta la oblea de metal. Esa hendidura tiene insertado el cuño correspondiente a una de las caras. También es dónde hay las hendiduras que darán forma al borde de la moneda. La prensa tiene el otro cuño, emplazado en lo que es el martillo de la prensa, de manera que aplastará la moneda con el cuño de una cara contra el cuño de la otra cara, sobre el que reposa la pieza. No hay más secreto.

De hecho, el proceso de acuñación no ha cambiado mucho en los últimos siglos. Se cree que se acuña moneda desde aproximadamente el siglo séptimo antes de Cristo. Lo que significa que hace unos 2.700 años que se acuña moneda. La tecnología de aplastar el metal para conseguir las lengüetas tiene como quinientos años. Si se dice que fue hace unos 5.000 años que se empezó a utilizar oro como moneda, resulta que la humanidad ha estado el mismo tiempo con acuñación que sin ella. Si me pregunta mi opinión, no acabo de creer que sea cierto, y seguramente la acuñación sea más antigua.

Hasta hace unos 500 años, la acuñación se hacía con cuños y martillo. Luego, la invención de la prensa, se aplicó el mismo principio a las monedas. El inventor fue alemán (porque los alemanes son muy de inventar cosas). Luego en 1830 se empezó a mecanizar el proceso, y hoy en día tenemos monedas de unos acabados que ni el mismo rey Midas se podría imaginar.

¿El futuro? Ya están apareciendo las primeras impresoras 3D de metales, con lo que, muy seguramente, viviremos, muy pronto, una auténtica revolución a lo que acuñación de moneda se refiere. En el pasado, la acuñación había sido algo que podía hacer cualquiera. Luego los gobiernos lo prohibieron (aunque todavía hay sitios en los que no está totalmente prohibido). La prohibición tiene su lógica. Primero, para poder conseguir que la gente acepte divisas de pésima calidad, el mal llamado "dinero" fiduciario, el estado debe prohibir la competencia, y sobre todo la competencia que provee al ciudadano de dinero del de verdad de la buena; oro y plata. Y segundo, para rematar la faena, se legisla de tal forma que el dinero falso (fiduciario) pasa a ser considerado "de curso legal", o sea, obligatorio y excluyente.

Con las impresoras 3D en auge y el dinero "fiat" en caída libre, no será raro ver cómo, de repente, uno puede acuñarse su propia moneda. ¿Se imagina poder encargar a su joyero monedas con su propio perfil grabado en ellas? Quizás estemos a pocos años de que eso sea posible.


Deja tus comentarios Enviar un comentario como invitado
0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

rss

Comparte

Ultimas Monedas

Moneda de Plata Marvel Deadpool 2018 de 1 Onza de Tuvalu. Estas monedas de 31,1 gramos de Plata ...

Desde:
22,78 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1 Onza de Australia. Estas monedas de 31,1 gramos de Oro puro están ...

Precio:
1.131,26 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1/2 Onza de Australia. Estas monedas de 15,5517 gramos de Oro puro ...

Precio:
584,46 €

Archivo de Artículos

Blog