Contacto:   info@andorrano-joyeria.com   933 776 866   618 856 230     

guantesEl oro y plata de inversión son bienes cuyo valor depende de su pureza y su peso. A diferencia de la numismática, da igual si presentan arañazos o golpes, ya que tienen como objetivo ser reserva de valor y no objeto de colección. Los metales de inversión no se convierten en menos puros por más golpes que uno les aseste.

Aun así, no está de más conocer la manera de mantener sus monedas en un óptimo estado. Podríamos compararlo con el coche; el coche correrá exactamente lo mismo con o sin ralladuras en la carrocería, pero luce mucho mejor sin ellas.

El motivo principal de adquirir metales de inversión en forma de monedas es que permite o facilita la identificación del metal, su pureza y su masa de forma fácil y segura. Un lingote también lleva la inscripción en la que indica peso y pureza, pero  al no tener un relieve, no presenta, a priori, las mismas garantías. Simplemente es una cuestión de añadir dificultad de acuñación, para que las falsificaciones sean más difíciles de conseguir. De hecho, es el mismo motivo por el cual los billetes contienen marcas de agua, adhesivos holográficos, tintas especiales y dibujos con un elevado grado de detalle y entropía.

Acuñar una moneda significa gastar una cantidad de esfuerzo humano y energía para conseguir moldear el metal de forma que presente una indicación duradera de su origen. Si uno sabe de dónde proviene dicho metal, tiene una cierta garantía de su calidad. Todo el mundo se fía de ceca de Austria, situada en Viena, y por eso al comprar una moneda de la Filarmónica, ya sea de oro o de plata, uno sabe que contiene la cantidad de metal que reza la acuñación, y en la pureza declarada.

Así pues, volvamos al motivo del artículo presente. ¿Cómo se debe manosear correctamente una moneda?

Bueno, para empezar, cuando menos se manosee, mejor... Aunque, sí, lo sé... ¡Es francamente difícil resistirse a manosear un Golden Eagle y no murmurar "mi tesoro"!

La suciedad que podamos tener en las manos puede dañar el metal. Debe lavarse las manos ya que, además, el aceite o grasa que segrega nuestra piel de forma natural es un agente que deteriora el aspecto visual de una moneda. Uno no debería coger nunca una moneda por sus caras, sólo por los bordes, y con unos guantes limpios y a poder ser de algodón.

No limpie nunca una moneda con saliva, y si puede evitarlo, no le respire encima. Siendo quisquilloso, podría incluso sugerir ponerse una máscara de tela o de papel, o un pasamontañas, si lo suyo es la aventura.

Compórtese como un obsesivo compulsivo a lo Jack Nicholson en "Mejor... Imposible", y seguro que sus monedas se mantendrán pulcras como el primer día. Eso sí, no desespere si encuentra arañazos en ellas al comprarlas. La mayoría de monedas que se acuñan presentan pequeños arañazos, ya que es algo normal en el proceso de acuñación; es algo inherente a su creación. No desespere en ese aspecto.

Para evitar sustos y desperfectos, utilice una gamuza sobre la superficie sobre la que manosee su inversión. Un tapete de póker es lo mejor, y además acompaña de lo lindo. Si al manosear una moneda ésta cae, caerá encima del tapete y no pasará nada.

Tanto el oro como la plata son metales blandos. De hecho, uno de los motivos por los cuales se han utilizado monedas de oro y plata en forma de aleación con cobre, por ejemplo, es porque cada vez que alguien manoseaba la moneda, se desprendían partículas de oro o plata. Una moneda que circulase mucho iba perdiendo un poco de masa a cada transacción, si es que era manoseada por alguien. Claro que dicha pérdida era casi imperceptible, hablamos de ínfimas fracciones de gramo, pero al cabo de los años podía llegar a representar una pérdida evidente de masa. Eso y que las manos de la gente del pasado estaban a menudo endurecidas por trabajos artesanales y condiciones climáticas de frio intenso.

Tenga cuidado también en dónde guarda sus monedas. La humedad y el calor pueden ayudar a que aparezca corrosión, especialmente en la plata, que se ennegrece. Si tiene una moneda ennegrecida, no la guarde en contacto con las demás, póngala a parte y límpiela. Haga como se lee en los envoltorios de comida: "Mantener en lugar fresco y seco".

Las monedas normalmente se venden en cartuchos y en cajas de plástico de forma individual, aunque también se las pueden vender en bolsas de plástico. Sea el tipo de plástico que sea, debería ser libre de ácidos. La plata reacciona y se ennegrece por el sulfuro de hidrógeno (H2S) presente en el aire, con lo que cuanto más hermético sea el lugar en donde guarde su plata, menos se ennegrecerá.

Las monedas de oro se pueden lavar con agua destilada y jabón. Las de plata póngalas en remojo en agua destilada y luego frótelas con un cepillo de dientes que sea muy blando. También se pueden lavar con zumo de limón, vinagre, pasta de dientes e incluso bicarbonato de sodio.

En cualquier caso, recuerde que lo importante en los metales de inversión es la materia prima y no el estado de la moneda, que sí son de primer orden en el caso de la numismática. ¡Mantenga el brillo en sus ojos y en sus monedas!


Deja tus comentarios Enviar un comentario como invitado
0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

rss

Comparte

Ultimas Monedas

Moneda de Plata Kiwi 2019 de 1 Onza de Nueva Zelanda. Estas monedas de 31,1 gramos de Plata pura ...

Precio:
55,00 €

Moneda de Oro Panda 2019 de 15 Gramos de China. Estas monedas de 15 gramos de Oro puro están ...

Precio:
574,63 €

Moneda de Oro Panda 2019 de 30 Gramos de China. Estas monedas de 30, gramos de Oro puro están ...

Precio:
1.125,47 €

Archivo de Artículos

Blog