Contacto:   info@andorrano-joyeria.com   933 776 866   618 856 230     

En cualquier ecosistema hay un equilibrio entre todos los organismos que basan su existencia en dicho ecosistema. Los humanos, a diferencia del resto de las especies, tenemos la capacidad de decidir y obrar de forma que podemos manipular dicho ecosistema, sea por bien o por mal.

Cuando un bosque es colonizado por una especie invasora, da igual si es animal, vegetal o de la familia de los hongos, dicho equilibrio se rompe, haciendo inviable el tipo de vida, sea parcial o totalmente, que hasta ese momento habitaba ahí.

plata-saludable

A nivel microscópico nos encontramos en situaciones análogas. Nuestro cuerpo, sin ir más lejos, es un complejo ecosistema en el que conviven células humanas de toda clase, así como todo tipo de microbios, desde bacterias hasta ácaros.

Ya he mencionado, en artículos anteriores, que la plata es un potente antibiótico. Éste sería el primer uso medicinal de este metal precioso, pero no el único.

Y es que desde un punto de vista económico, la plata es igual de medicinal para el organismo llamado mercado.

El dinero fiduciario comparte muchos aspectos con el cáncer. Un sistema fiduciario puede crecer en masa, pero en sus primeros estadios puede ser controlado, vuelto a ser respaldado por oro, convirtiendo el billete en una nota redimible, etc... Así como puede controlarse un cáncer cuando se encuentra en un estadio primitivo.

Ahora bien, cuando un cáncer crece y sobrepasa un punto de no retorno, el diagnóstico es, cuanto menos, reservado.

La buena noticia es que un inversor inteligente puede zafarse del cáncer fiduciario de una forma mucho más fácil que un cáncer orgánico.

La plata es un producto excepcionalmente infravalorado, y además es adquirible a cambio de papel moneda denominado en euros.

Si bien es cierto que el complejo sistema de productos y herramientas financieras actúan como presa de contención para toda esa inmensa masa monetaria que se imprime ya de forma electrónica y sin freno, también lo es que toda presa se construye con una capacidad máxima. Se puede construir la balsa de agua mayor del mundo si se cuenta con valles lo suficientemente profundos y montañas lo suficientemente altas, uso extensivo del hormigón armado y la ingeniería para crear la mayor presa posible, pero por grande que sea, acabará desbordándose si recibe más agua de la que puede contener.

La balsa está llena. En el mundo de los metales preciosos se habla mucho de los 18 trillones de deuda americana, pero aunque esos trillones americanos sean, en realidad, billones ibéricos, son muchos más, ya que la tarta entera no es un país sino doscientos.

Así pues, tenemos una especie invasora en nuestro ecosistema. Más que una invasión es una plaga. Es un bicho que se come los ahorros de uno, pero a diferencia de las polillas con los billetes de papel, dicho bicho se come los ahorros incluso teniéndolos en formato digital, indigerible por los invertebrados.

La plata de inversión (y también el oro) actúa como predador de la plaga fiduciaria, pero este remedio ha sido olvidado por las recientes generaciones de ciudadanos del mundo entero. Así como a finales del primer tercio del siglo XX se descubrió el potente antibiótico llamado penicilina, deberíamos redescubrir la plata como al auténtico antibiótico para la economía.

La plata no es la promesa de nadie. Los bonos, las divisas, las hipotecas, las acciones... ¡Incluso las leyes!, son todas promesas de pago. Quien recibe un papel, un título, incluso una propiedad inmobiliaria, depende de que otra persona cumpla con la promesa que reza dicho título. La plata no depende de ninguna promesa. A la que el vendedor le entrega la plata en mano, la plata es suya, y usted pasa a ser totalmente autónomo en este aspecto. Podrá cumplir con su promesa de pago de forma inmediata.

El papel moneda se ha servido de la confianza de la gente (aunque mejor sería decir que se ha servido de la ignorancia de la gente) para crecer sin parar, pero dicha confianza se está desvaneciendo día a día. Si repasamos la ley de Gresham, en dicha ley se propone que cuando en un país circulan dos tipos de monedas de curso legal de forma simultanea, y una de ellas es considerada por la gente como “buena” y la otra como “mala”, la moneda mala acaba expulsando del mercado a la buena.

Si bien es cierto que la “moneda mala”, es decir, el papel moneda, ha expulsado al oro y a la plata del mercado, aunque con trampas (ya que ha sido a fuerza de mentiras y uso de leyes por parte de bancos y estados), también es cierto que la moneda mala acaba alcanzando su valor intrínseco, que es cero, con lo que una vez muerta la moneda mala, la buena necesariamente debe volver a ser usada, aunque sólo sea para que vuelva a aparecer otra moneda mala que vuelva a desbancar a la buena.

La confianza es algo que cuesta conseguir y es fácil perder, luego una vez la gente pierda la confianza en el papel moneda, dicha confianza será desplazada hacia otro lugar, y ese lugar donde la gente deposite su confianza deberá ser una herramienta de cambio no basada en la confianza.

Una moneda de plata es fácilmente reconocible, se puede pesar sin problemas, se puede utilizar como unidad de medida, unidad contable, es divisible, se puede comprobar su pureza fácilmente, actualmente, gracias al uso de softwares de reconocimiento de sonido, es reserva de valor, es escasa...

Nuestro ecosistema social está saturándose de papel moneda, que no es otra cosa de deuda. Cuando un sistema es saturado por deuda, el sistema implosiona y vuelve a dejar el pasto libre para los metales preciosos.

Usted, a través de sus acciones, actúa a favor o en contra del ecosistema actual. Cada uno, cada vez que hace una transacción económica, está decidiendo económica y políticamente. Aunque eso ha sido así desde siempre, hoy esta expresión gana más sentido que nunca, ya que nos acercamos peligrosamente al entierro del papel moneda, y ese hecho multiplica la importancia de cada decisión económica tomada antes de ese evento.

El inversor que se construye una buena reserva de plata y oro no está sino asegurándose una victoria frente la enfermedad. Un inversor inteligente, con un precio del oro y la plata tan enormemente infravalorados, se vacuna frente a la gripe fiduciaria, que cada vez se tornará más agresiva y letal.

La plata tiene poderes curativos. Vaya a donde vaya, escuchará de la boca de la gente, que la salud es lo más importante. Es cierto. Y por eso uno debe cuidar su salud. Y eso se hace con plata (y oro).


Deja tus comentarios Enviar un comentario como invitado
0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

rss

Comparte

Ultimas Monedas

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1 Onza de Australia. Estas monedas de 31,1 gramos de Oro puro están ...

Precio:
1.128,90 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1/2 Onza de Australia. Estas monedas de 15,5517 gramos de Oro puro ...

Precio:
583,24 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1/4 Onza de Australia. Estas monedas de 7,7759 gramos de Oro puro ...

Precio:
305,00 €

Archivo de Artículos

Blog