Contacto:   info@andorrano-joyeria.com   933 776 866   618 856 230     

bimetalismo

El siglo XIX es un siglo muy interesante para los inversores en metales preciosos. Argentina, Francia, Estados Unidos, y lo que se llamó la Unión Monetaria Latina, fueron los lugares en los que se permitió el bimetalismo, permitiendo que cualquiera que tuviese oro y plata, ya fuese en forma de lingotes, cubiertos, joyas o pepitas, lo pudiese lleva a una ceca para convertir dicho metal en moneda.

La Unión Monetaria Latina fue el resultado de un tratado entre Suiza, Bélgica e Italia, al que se unió, luego, Grecia. Una veintena de países, si bien no se unieron al tratado, sí que se sumaron a usar dicho estándar. Dicha Unión duró poco más de 50 años.

Estados Unidos estableció la ley de acuñación libre en 1792, pero desmonetizó la plata en 1873, con lo que pudieron gozar más tiempo de las ventajas del bimetalismo, aunque por menos de 100 años.

El caso es que el bimetalismo permitió una estabilidad de precios superior al sistema posterior (patrón oro con la plata desmonetizada).

Cualquier economía necesita una cantidad de dinero que esté adaptada a el volumen de bienes y negocios que se intercambian. La demografía, las leyes, la tecnología, y un largo etcétera de factores condicionan qué cantidad de dinero necesita una economía.

Ahora bien, el error en el que nuestra sociedad actual ha caído, es el creer que dicha cantidad de dinero puede ser decidida por un órgano central que apenas recibe un ínfimo porcentaje de información vital para poder decidir acordemente.

Con el bimetalismo, si el oro se torna escaso, y por lo tanto demasiado caro como para poderlo utilizar correctamente para el comercio, la plata acude a su rescate y pasa a ganar protagonismo. Así mismo, si la plata se vuelve escasa, el oro pasa a abaratarse, en comparación, y el comercio procede sin problemas de escasez de moneda. Digamos que el bimetalismo representa dos vasos comunicantes, uno con oro y otro con plata (imaginémoslos en estado líquido), unidos por un conducto, que representaría la ley que permite la acuñación libre, o la ausencia de leyes que la prohíban.

La relación que se estableció entre oro y plata fue de 15 a 1, aunque fluctuó durante la mayor parte del tiempo entre 16 a 1 y 15 a 1. En Estados Unidos, a la que se derogó la ley de acuñación libre, dicha relación se disparó, pasando a los casi 22 a 1 en poco menos de veinte años. Uno de los problemas del bimetalismo es que se fijara la relación por ley. Los efectos adversos de dicha legislación fueron aprovechados por los contrarios a dicho sistema para poder legislar a favor de un patrón oro, que predicaban sería más estable.

Podríamos decir que el bimetalismo permite que el oro y la plata actúen de contrapeso el uno del otro. Curiosamente, es gracias a una ley que permite cierto grado de libertad monetaria, que se consigue una mayor estabilidad que con leyes menos permisivas. Y es que durante esa época, coexistían oro, plata y papel moneda. El papel moneda era llamado dinero crédito, y era redimible, ya fuese oro o plata, dependiendo de si el billete era un certificado redimible de oro o de plata, lo que le daba un valor infinitamente superior a los billetes que usamos actualmente, aunque ambos fuesen papel tintado.

Actualmente la relación física entre plata y oro es de, como mucho, 10'5 a 1, y hay quien dice que es menor, lo que significa que la plata es mucho más valiosa que nunca, o al menos mucho más valiosa que en tiempos del bimetalismo. ¿Volveremos a ver dicho sistema? A partir de aquí sólo podemos teorizar y hacer hipótesis, pero las cifras nos indican que ambos metales son cada vez más escasos, al menos en relación a la cantidad de personas que viven en el mundo y el volumen de negocio que se consuma, con lo que, necesariamente, su valor debería aumentar considerablemente. Hay quien propone añadir cobre a la ecuación, para aquellas transacciones de menor valor.

Por otra parte, tenemos las criptodivisas como Bitcoin, que harían la función de certificados de oro y plata infalsificables. Si bien el papel moneda era fácilmente falsificable, las criptodivisas han aparecido para solventar dicho problema, con lo que se convertirían fácilmente en el mejor aliado para nuestros metales preciosos.


Deja tus comentarios Enviar un comentario como invitado
0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

rss

Comparte

Ultimas Monedas

Moneda de Plata Marvel Deadpool 2018 de 1 Onza de Tuvalu. Estas monedas de 31,1 gramos de Plata ...

Desde:
22,78 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1 Onza de Australia. Estas monedas de 31,1 gramos de Oro puro están ...

Precio:
1.127,62 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1/2 Onza de Australia. Estas monedas de 15,5517 gramos de Oro puro ...

Precio:
582,58 €

Archivo de Artículos

Blog