Contacto:   info@andorrano-joyeria.com   933 776 866   618 856 230     

diversificaren oro y plata

Diversificar es una estrategia necesaria para quienes no quieren correr riesgos innecesarios. Curiosamente, le es más fácil al inversor medio diversificar en plata que en oro, puesto que el bajo precio de la plata permite adquirir piezas de tamaños muy dispares. En cambio, difícilmente se podrá adquirir piezas del mismo rango de peso en oro, puesto que su alto precio relega esta opción sólo a las manos más afortunadas.

Diversificar en pesos significa a su vez diversificar en tamaños. Tiene cierta utilidad práctica, más allá de saciar el apetito coleccionista.

Las monedas con mayor volumen de producción son las de una onza. Son las más populares del mercado, tanto en plata como en oro. La onza es la medida reina de la parte del mercado a la que accede el inversor medio. Los lingotes de pequeño tamaño también se encuentran en esta parte, pero los lingotes de mayor tamaño difícilmente son adquiridos por pequeños y medianos inversores, puesto que esto significa tener que reservar el dinero fiduciario en el tiempo para poder acumular el suficiente como para adquirir, pongamos, un lingote de un kilo de oro. Durante ese tiempo el inversor tiene su poder adquisitivo en riesgo, a diferencia de si destina esa misma renda a comprar piezas más pequeñas, pudiendo deshacerse de su papel moneda de forma periódica y mucho más frecuente.

Tiene sentido adquirir una moneda de kilo de plata, pero es preferible que primero se hayan adquirido piezas de menor peso. El ahorro en metales preciosos tiene sentido tanto a corto como a largo plazo, a la vez, pero por razones distintas. Un ahorro a corto plazo, o mejor dicho, utilizar la plata como cajero, como quien dice, tiene sentido desde un punto de vista moral. También lo tiene un ahorro a largo plazo, pero en este caso quizás pesa más, o es más atractivo, el que a largo plazo sea donde el metal precioso desarrolle su potencial.

Así pues, las piezas grandes serían destinadas, por ejemplo, para guardar una cantidad determinada, como quien hace un depósito. La moneda pequeña sería lo contrario, más para el día a día. Las monedas grandes tienen un premium que, por mucho que suba el precio de la plata, continuarán manteniendo, aunque percentualmente pueda disminuir por el hecho de que la plata suba de valor. Esto, al fin y al cabo, es irrelevante, puesto que al final, el poseedor de la pieza sale ganando igualmente.

La moneda pequeña sería de una onza para abajo. La grande, cualquier moneda mayor de una onza. La moneda menor de una onza se cotiza más cara, proporcionalmente, que la de onza. Aunque parezca que carece de lógica, la tiene.

La producción de piezas inferiores a la onza es menor a la producción de piezas de onza o de mayor tamaño. Eso significa que cada molde para la acuñación de las monedas tendrá menor posibilidad de ser amortizado, y por ende su coste va a ser repartido entre un número menor de unidades. Es entendible que sean proporcionalmente más caras.

Pero son estratégicas. El inversor inteligente debe estar preparado para un abanico de posibles escenarios futuros, y uno de ellos incluye una posible explosión en la demanda de los metales preciosos. No necesariamente hablamos de un escenario de una burbuja en los metales preciosos, aunque también se debe considerar dicha posibilidad, puesto que las burbujas se pueden dar en cualquier ámbito de la economía.

No obstante, en el caso concreto me refiero al escenario en el que el dinero fiduciario pierde su valor a ojos del ciudadano medio, y los metales preciosos son vistos como la reserva de valor que son. Eso no es una burbuja, en absoluto, pero habría un mercado alcista impresionante. Sí está ligado a una burbuja, pero no de oro ni de plata, si no de papel moneda; el rebentón de la burbuja de dinero fiduciario.

En este contexto, podría generar inconvenientes el querer desprenderse de una onza de plata para cambiarla por otro bien o servicio, puesto que en ese momento la plata sería valorada correctamente por el mercado, y sería poco práctica para fines de pequeña cuantía. Debería buscarse, en ese momento, una tercera parte que pudiese proveer cambio, y el cambio no saldría gratis. Luego disponer de piezas fraccionales es inteligente y estratégico.


Deja tus comentarios Enviar un comentario como invitado
0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

rss

Comparte

Ultimas Monedas

Moneda de Plata Marvel Deadpool 2018 de 1 Onza de Tuvalu. Estas monedas de 31,1 gramos de Plata ...

Desde:
22,78 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1 Onza de Australia. Estas monedas de 31,1 gramos de Oro puro están ...

Precio:
1.129,80 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1/2 Onza de Australia. Estas monedas de 15,5517 gramos de Oro puro ...

Precio:
583,71 €

Archivo de Artículos

Blog