Contacto:   info@andorrano-joyeria.com   933 776 866   618 856 230     

oro en epocas dificiles

En la vida damos por seguras muchas cosas. Demasiadas. Es curioso que se dé esta situación en una población en la que una parte importante de sus miembros, debido a la pirámide invertida de población en la que nos encontramos inmersos, ha vivido una guerra civil devastadora y cruel.

Todos los tiempos de convulsión histórica han sido momentos en los que ha habido una gran cantidad de transferencias de capital. Las guerras, las crisis, las depresiones, son momentos en los que unos pocos atesoran gran parte de la riqueza de un país, mientras que la mayoría pierde, como se dice en catalán, “bous i esquelles” en el proceso.

Por suerte, hoy en día vivimos en un mundo en el que las comunicaciones han empequeñecido al mundo, y nos han acercado a muchas personas de lugares distintos. Si en el pasado nuestros conocidos eran los del pueblo o barrio, y basta, hoy en día conocemos íntimamente a gente de otros países, y de alrededor del mundo.

Una de las virtudes de los metales preciosos como monedas, es que son fungibles. Una onza de oro o de plata vale lo mismo para un ruso que para un chino que para un francés o un madrileño. Una onza es una onza, aquí y en la República Popular China. Da lo mismo de qué país sea usted, etnia o color. Eso deja de importar ipso facto a la vez que se tiene oro o plata en las manos.

Los metales preciosos hermanan a las personas, en contraposición de la divisa fiduciaria.

La divisa fiduciaria es tremendamente nacionalista. No en vano, el estado-nación siempre utiliza su moneda dentro del país, para sus ciudadanos. Es un elemento de control político que divide a la sociedad. Crea sociedades diferentes artificiales. Los de esta región determinada deben utilizar X, mientras los de la región vecina deben utilizar Y. Y los que tienen X no pueden ir a comprar a Y porqué allí sólo les vale pagar en Y.

Y claro, si quieren pagar en Y deben cambiar el “dinerito” y pagar una tasa. Una tasa o una comisión, o lo que sea. Llámelo como quiera, pero el hecho es que eso le empobrece. Le obliga a pagar más por lo mismo. Porque sí. Por la cara.

Y hablando de hermanamientos, curioso el actual hermanamiento entre Rusia y China... Ambos comprando oro a raudales. Ambos saboreando la idea de respaldar su divisa con oro.

El oro hermana a los gobiernos de los países, puesto que los gobiernos se pagan entre ellos en oro. Fue así en cada guerra, incluidas las mundiales. El metal precioso ha sido elemento clave en las grandes guerras que han marcado y moldeado la mente de cada uno de nosotros, aunque dichas guerras las hayamos visto sólo en películas o en libros. ¿Quién no ha oído a hablar del oro de Moscú? Sí, el oro de la República República Española...

En esos tiempos mucha gente de interior ni siquiera había visto nunca el mar. Gente que vivía en sitios que ahora se consideran muy cercanos, gracias a las carreteras y los coches.

En esos tiempos dudo mucho que la gente de esa época pusiese sus ahorros en artilugios financieros que nadie puede entender. ¿Cuánta gente tiene actualmente su dinero en productos financieros que es incapaz de explicar? El ahorro en manos de otro. De un desconocido. ¿Sabe usted el nombre y apellidos de toda la gente que mete mano o utiliza el dinero que usted deposita en el banco?

¡Eso es imposible de saber! Antes alguien podía prestar un dinero a un vecino, y sabía exactamente a quién prestaba ese dinero. Ahora ya no. Ahora uno lo presta al banco, con un interés ridículo (una miseria en comparación al interés que debe pagar usted si el banco le presta el mismo dinero), y el banco hace lo que le da la gana con ese dinero. Usted no puede pedir un préstamo en estas condiciones. El banco le pide para qué quiere el dinero, y le obliga a presentar incluso la fotocopia del carnet del bingo de su suegra.

En el mundo hay dos tipos de personas. El clásico cuento de la cigarra y la hormiga. Dejemos que las cigarras ahorren con su dinerito de papel y, cuales hormigas ahorradoras, adquiramos un medio físico adecuado para conservar el valor de nuestras rendas. A saber: Oro y Plata.


Deja tus comentarios Enviar un comentario como invitado
0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

rss

Comparte

Ultimas Monedas

Moneda de Plata Kiwi 2019 de 1 Onza de Nueva Zelanda. Estas monedas de 31,1 gramos de Plata pura ...

Precio:
55,00 €

Moneda de Oro Panda 2019 de 15 Gramos de China. Estas monedas de 15 gramos de Oro puro están ...

Precio:
574,04 €

Moneda de Oro Panda 2019 de 30 Gramos de China. Estas monedas de 30, gramos de Oro puro están ...

Precio:
1.124,33 €

Archivo de Artículos

Blog