Contacto:   info@andorrano-joyeria.com   933 776 866   618 856 230     

Calorías

Los metales preciosos no contienen energía, sino que almacenan energía económica. Podríamos decir que almacenan calorías, y podríamos trasladar a un equivalente en consumo calórico en fuerza humana... Y de ahí podríamos llegar a determinar un consumo de calorías por hora, y por ende determinar una equivalencia entre esa energía económica y el tiempo humano.

Es decir, podríamos decir que almacenan tiempo.

La energía y el trabajo son la base de nuestra compleja economía moderna. Una onza de oro o plata contiene esta energía económica almacenada en ella, que puede se intercambiada por bienes y servicios de similar valor energético.

Cuando llegue el pico de producción de petróleo no convencional, no cambiará la energía económica almacenada en oro o plata, sino que destruirá el valor de muchos bienes físicos y de muchos pasivos (moneda fiat, derivados y similares).

Muchos mal llamados “activos financieros” se basan en el principio económico de valor neto presente. El papel, de hecho, coge beneficios futuros y calcula el precio o valor actual de él mismo a partir de imprimir particiones de esos beneficios futuros... Vamos, una locura del malabarismo keynesiano. Eso en el papel sólo se puede ir aguantando en el mundo real en base a que haya una oferta energética en constante crecimiento.

Una vez lleguemos al punto de no retorno, conocido también como “peak oil”, la cosa empezará a ir cuesta abajo... Y no sé porqué hablo en futuro, si parece ser que ese punto de no retorno se alcanzó entre 2014 y 2015, según parece ser.

En definitiva, una vez se llega y se sobrepasa ese punto, empieza una destrucción del valor de la mayoría de dinero papel y derivados, puesto que basan su valor en el petróleo quemado. Es decir, el dinero fiduciario, dólar, euro, yuan, etc. está respaldado de facto por petróleo, y eso es el equivalente, aunque de mayor gravedad, a tener dinero basado en tabaco. Sí, el tabaco que se vende y se fuma en todos los países. Imagínese que los euros obtuvieran su valor del tabaco. ¿Le parece buena reserva de valor el tabaco? Me imagino a los malos de las películas de James Bond o similares, que acostumbran a fumarse buenos y caros puros Habanos, y los mantienen en armarios climatizados especiales para conservar el tabaco en condiciones... Esos armarios climatizados también necesitan energía para funcionar correctamente. No me parece a mí que sea un buen método de reserva de valor a medio-largo plazo.

En el caso del petróleo, es peor, ya que el modelo de sociedad en el que vivimos se basa en un crecimiento exponencial del consumo energético, sólo para mantener los estándares actuales. El oro y la plata no sufren de este mal, ya que contienen energía económica, mientras que el papel fiduciario y sus derivados son, de hecho, pagarés energéticos.

Así que, con el dinero y derivados fiduciarios implosionando debido al “peak oil”, tiene sentido que los inversores inteligentes huyan del papel y se refugien en el oro y la plata para proteger su patrimonio. Cuando esa implosión comience, veremos precios desorbitantes para los metales preciosos.

Calorías

Los metales preciosos no contienen energía, sino que almacenan energía económica. Podríamos decir que almacenan calorías, y podríamos trasladar a un equivalente en consumo calórico en fuerza humana... Y de ahí podríamos llegar a determinar un consumo de calorías por hora, y por ende determinar una equivalencia entre esa energía económica y el tiempo humano. Es decir, podríamos decir que almacenan tiempo.

La energía y el trabajo son la base de nuestra compleja economía moderna. Una onza de oro o plata contiene esta energía económica almacenada en ella, que puede se intercambiada por bienes y servicios de similar valor energético.

Cuando llegue el pico de producción de petróleo no convencional, no cambiará la energía económica almacenada en oro o plata, sino que destruirá el valor de muchos bienes físicos y de muchos pasivos (moneda fiat, derivados y similares).

Muchos mal llamados “activos financieros” se basan en el principio económico de valor neto presente. El papel, de hecho, coge beneficios futuros y calcula el precio o valor actual de él mismo a partir de imprimir particiones de esos beneficios futuros... Vamos, una locura del malabarismo keynesiano. Eso en el papel sólo se puede ir aguantando en el mundo real en base a que haya una oferta energética en constante crecimiento.

Una vez lleguemos al punto de no retorno, conocido también como “peak oil”, la cosa empezará a ir cuesta abajo... Y no sé porqué hablo en futuro, si parece ser que ese punto de no retorno se alcanzó entre 2014 y 2015, según parece ser.

En definitiva, una vez se llega y se sobrepasa ese punto, empieza una destrucción del valor de la mayoría de dinero papel y derivados, puesto que basan su valor en el petróleo quemado. Es decir, el dinero fiduciario, dólar, euro, yuan, etc. está respaldado de facto por petróleo, y eso es el equivalente, aunque de mayor gravedad, a tener dinero basado en tabaco. Sí, el tabaco que se vende y se fuma en todos los países. Imagínese que los euros obtuvieran su valor del tabaco. ¿Le parece buena reserva de valor el tabaco? Me imagino a los malos de las películas de James Bond o similares, que acostumbran a fumarse buenos y caros puros Habanos, y los mantienen en armarios climatizados especiales para conservar el tabaco en condiciones... Esos armarios climatizados también necesitan energía para funcionar correctamente. No me parece a mí que sea un buen método de reserva de valor a medio-largo plazo.

En el caso del petróleo, es peor, ya que el modelo de sociedad en el que vivimos se basa en un crecimiento exponencial del consumo energético, sólo para mantener los estándares actuales. El oro y la plata no sufren de este mal, ya que contienen energía económica, mientras que el papel fiduciario y sus derivados son, de hecho, pagarés energéticos.

Así que, con el dinero y derivados fiduciarios implosionando debido al “peak oil”, tiene sentido que los inversores inteligentes huyan del papel y se refugien en el oro y la plata para proteger su patrimonio. Cuando esa implosión comience, veremos precios desorbitantes para los metales preciosos.

Deja tus comentarios Enviar un comentario como invitado
0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

rss

Comparte

Ultimas Monedas

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1 Onza de Australia. Estas monedas de 31,1 gramos de Oro puro están ...

Precio:
1.128,90 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1/2 Onza de Australia. Estas monedas de 15,5517 gramos de Oro puro ...

Precio:
583,24 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1/4 Onza de Australia. Estas monedas de 7,7759 gramos de Oro puro ...

Precio:
305,00 €

Archivo de Artículos

Blog