Contacto:   info@andorrano-joyeria.com   933 776 866   618 856 230     

Ándale, ándale, arriba, arriba, arriba!

Si nos fijamos en los datos históricos del precio del oro en divisa extranjera, de principios de los noventa hasta ahora, podemos observar que, prácticamente en todos los países del mundo, el oro no ha hecho otra cosa que seguir una tendencia alcista, casi permanente.

No así en dólares americanos o en euros, pero sí en muchas otras divisas. En Japón, sin ir más lejos, la curva de precios a través del tiempo muestra un claro mercado alcista, desde hace quince años, en el que no ha habido tendencia bajista alguna.

Curiosamente, hasta ahora era Europa y Estados Unidos los que tenían más oro, o eso decían, en sus bancos centrales. Curiosa correlación entre este hecho y sus curvas de precios en gráficos históricos.

En un momento en el que se supone que los gobiernos y bancos centrales están “arreglando” la crisis mediante medidas keynesianas, ¿cómo se entiende que el oro, “reliquia del pasado” y “que no se come”, se encuentre en un mercado alcista?

Si nos creyésemos lo que se le vende al ciudadano medio, a través de medios de comunicación, gobierno y escuelas, pensaríamos que en un momento de crisis, en la que la gente necesita dinero para vivir y no gastar en cosas superfluas, los “compro oro” que han aparecido como setas en la geografía española son algo positivo, una solución al problema de la gente de a pié.

Una buena manera de conseguir liquidez inmediata, sin suponer un problema para quien se desprende de sus joyas. Si nos creyésemos lo que se nos vende, es mejor vender joyas que el coche con el que se va a trabajar.

Ahora bien, si yo digo “todo el mundo prefiere una cantidad mayor de un bien a un precio determinado, que una menor cantidad de dicho bien al mismo precio”, nadie me tomará por un loco.

En cambio, si afirmo que “todo el mundo prefiere una cantidad menor de un bien a un precio determinado, que una mayor cantidad de dicho bien al mismo precio”, supongo que usted pensará, acertadamente, que soy un idiota.

Bien, si ya sabemos que el oro es un bien que sí tiene un uso práctico y real, como vehículo de protección de riqueza, y vemos que lleva una clara tendencia histórica al alza en divisas de todo el mundo, podemos deducir que, al menos en dichas divisas, el oro va a valer más mañana que hoy, muy probablemente. Luego vender a toda prisa su oro para conseguir liquidez inmediata significa querer disponer de una menor cantidad de un bien a un precio, en perjuicio de disponer de una mayor cantidad de ese bien al mismo precio.

Además, si observamos los datos históricos del precio del oro tanto en euros como en dólares estadounidenses, veremos que el gráfico en escala logarítmica de los mismos muestra una clara tendencia alcista hasta 2012. A partir de ahí los malabarismos de ambos bancos centrales para deprimir el precio del oro han sido intensivos, pero se puede observar que nos acercamos a un rebote violento, al final de este ciclo bajista, inducido por la morfina de los bancos centrales.

En nuestros mercados, es muy probable que vayamos a ver oro a un menor precio en el corto plazo, y se podría dar el caso que bajase de los mil euros la onza, pero en ese caso, también es probable que no se pudiese adquirir oro físico a través de ningún proveedor, y aquellos que lo atesoran no lo venderían bajo ningún concepto, no al menos a cambio de divisa fiduciaria alguna.

El inversor inteligente es aquél que prevé estas situaciones y actúa con antelación. Pocos momentos como el actual son más propicios para adquirir oro y plata (y fíjese que digo “y” y en ningún caso digo “o”), y lo que nos advierten los gráficos es la pérdida, la casi caída libre, en valor de las divisas fiduciarias mundiales, exceptuando casi al euro y al dólar estadounidense, y quizás alguna otra, pero estás últimas son divisas utilizadas como reservas en todo el mundo (US dólar) o partes de él (Euro), con lo que no muestran lo que deberían mostrar, por arte y encanto de los magos centrales.

Como he dicho, todo el mundo prefiere una cantidad mayor de un bien a un precio, que una cantidad menor de dicho bien al mismo precio. Es decir, todos preferimos una onza de oro a 1.000 € que media onza de oro a 1.000 € (exceptuando que por descuido del vendedor nos podamos afianzar una Double Eagle de 1933, en cuyo caso le compraría antes esa monedita por 1.000 € que un kilo de oro por 1.000 € sin dudarlo un segundo), con lo que es más que recomendable aprovechar esta manipulación del precio del oro (y de la plata) que tenemos la “suerte” de tener los que vivimos bajo el régimen del Euro (o del US dólar), y adquirir más cantidad de oro por euro invertido, de la que en teoría, por los fundamentales del mercado, deberíamos poder adquirir.

Todo eso sin, tampoco, dejar a un lado estrategias para incrementar el volumen de las reservas de oro y plata, a través de jugar con las subidas y bajadas de precio. Los inversores inteligentes que realmente conocen el mercado y estudian de forma determinada sus movimientos, incrementan sus reservas a base de vender oro cuando está más caro que la plata y usar ese dinero para comprar más onzas de plata, y viceversa. Dichas estrategias, si uno las domina (que tampoco es fácil), son las pocas razones por las que uno debería venderse su metal. Aquí, de todas formas, ya entramos en lo que serían deportes de riesgo...

En definitiva, los datos históricos son los que son, y las interpretaciones más fundamentadas no sugieren otra cosa que adquirir metales preciosos de inversión.

Deja tus comentarios Enviar un comentario como invitado
0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

rss

Comparte

Ultimas Monedas

Moneda de Plata Marvel Deadpool 2018 de 1 Onza de Tuvalu. Estas monedas de 31,1 gramos de Plata ...

Desde:
22,78 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1 Onza de Australia. Estas monedas de 31,1 gramos de Oro puro están ...

Precio:
1.129,80 €

Moneda de Oro Canguro 2019 de 1/2 Onza de Australia. Estas monedas de 15,5517 gramos de Oro puro ...

Precio:
583,71 €

Archivo de Artículos

Blog