Contacto:   info@andorrano-joyeria.com   933 776 866   618 856 230     

El poder del oro

Desde 1971 hasta 2008 se hizo un enorme esfuerzo para eliminar el oro del sistema monetario internacional. En ningún sitio se ve tan claramente como en una nota de 1974 del secretario asistente de estado en finanzas internacionales y desarrollo, Sidney Weintraub, al subsecretario de asuntos monetarios, Paul Volcker: «los objetivos de los Estados Unidos para el sistema monetario mundial -un sistema duradero, estable, con el SDG (derechos especiales de giro) como un fuerte valor de reserva ocupando su centro- son incompatibles con un continuado papel importante del oro como valor de reserva». Siguió diciendo que «en los Estados Unidos preocupa que cualquier subida importante del precio de las transacciones de oro en el presente (1974) refuerce la posición del oro en el sistema, paralizando el SDG».

El SDG, que debía sustituir al oro, fue introducido en 1969 y se vinculó al oro. En 1973 se desvinculó del oro y se convirtió en un índice de dieciséis monedas fíat. Hoy en día se compone de 4 monedas, y a partir de octubre de 2016, cuando se incluya el yuan, lo compondrán cinco monedas. El siguiente gráfico muestra perfectamente cuánta razón tenía Voltaire al decir: «el papel moneda acabará volviendo a su valor intrínseco: cero». En 1980, solo diez años después de desvincular el SDG del oro, el nuevo índice de SDG fíat perdió el 93% de su valor en oro. Para mayo de 2016, ha perdido un 96%.

SDR precio en oro

Desde 1971 hasta el 2000, algunos gobiernos, especialmente el de los Estados Unidos, intentaron rebajar el precio del oro, y la academia economista usó toda clase de análisis para denigrar el oro como moneda y empujarlo fuera del sistema monetario internacional. De todas formas, en realidad el oro nunca dejó el sistema monetario. Alan Greenspan lo llamó «dinero in extremis» y el autor Jim Rickards afirma en su último libro, The New Case for Gold, que tras 1971 hemos estado en un «patrón oro a la sombra». También yo dije durante muchos años que desde 1971 hemos estado en un patrón oro de facto.

En un libro sobre el oro (El poder del oro) Peter Bernstein afirma que «hoy en día (1990) mucha gente cree que el dólar es el pegamento que mantiene unido el sistema, igual que hizo el oro en el pasado». Sin embargo, añade, «el oro puede volver a ser la mejor cobertura en condiciones caóticas. Pese a todo, es improbable que vuelva a su antiguo rol de dinero universal, a menos que llegue un momento en el que el dólar, el euro y el yen dejen de ser maneras efectivas de pago a nivel internacional». Bernstein escribió esto diez años antes de la crisis de 2008, cuando el dólar y el mercado financiero norteamericano estaban en su punto álgido. Tenía ya ochenta años, casi un siglo de experiencia vital y sabiduría.

En 2008 el mundo presenció una gran crisis financiera que casi hizo colapsar el sistema monetario internacional y trajo de vuelta el oro al sistema monetario, primero con discreción y más tarde abiertamente, tal como había predicho Peter Bernstein. Desde 2009 los bancos centrales occidentales han dejado de vender sus reservas de oro, y los bancos centrales orientales han acelerado su acopio de oro.

En un artículo reciente, el economista Kenneth Rogoff, uno de los potenciales candidatos a la dirección y presidencia de la Reserva Federal, ha escrito que los mercados emergentes deberían ir a por el oro. Eso no significa empezar a comprar oro, ya que han estado haciéndolo desde 2008 y en grandes cantidades, si no más bien acelerar sus compras de oro. Es interesante que el señor Rogoff sienta la necesidad de justificarse a si mismo, distanciándose de los defensores del oro, afirmando: «no estoy en el bando de esos -a menudo americanos chalados de extrema derecha- que defienden la vuelta al patrón oro, en el que los países fijan el valor de sus monedas desde el punto de vista del oro». Hasta poseer un kilogramo de oro era considerado como una «chaladura de extrema derecha» para el establishment económico. Rogoff también afirma que «ni siquiera cambiar un 10% de sus reservas por oro los acercaría a los muchos países ricos que tienen un 60-70%  de sus (supuestamente más pequeñas) reservas oficiales en oro».

El señor Rogoff  también es uno de los economistas que proponen prohibir el dinero físico para que los gobiernos tengan pleno control sobre el dinero de la gente y puedan imponer tasas de interés negativo. Si eso sucede, animará a inversores privados a pasarse al oro. A lo mejor también piensa prohibir que los inversores privados posean oro.

La acumulación de oro no la llevan a cabo solo los bancos centrales, si no también inversores privados. La venta de lingotes de oro y de monedas, de un gramo a un kilogramo, han incrementado considerablemente a nivel mundial desde la crisis de 2008. El profesor Fekete dice: «el oro que circula inspira confianza; el oro que se mantiene encerrado indica falta de confianza». Esta acumulación indica claramente que el oro es sacado del mercado por miedo a un colapso del actual sistema monetario internacional. Cuando haya un cambio, sea el que sea, el oro volverá a circular.

En una excelente historia de la Segunda Guerra Mundial vista desde las reservas de oro (Chasing Gold: The incredible story of how the Nazis stole Europe's gold, de George M. Taber), podemos ver como es de poderoso el oro y cuánto esfuerzo hicieron los países para proteger sus reservas de oro mientras abandonaban monedas fíat. En un caso, llegaron a pensar en quemar billetes para tener luz mientras cargaban el oro en barcos. Me sorprendieron, leyendo el libro, los riesgos que corrieron los empleados de bancos centrales europeos para intentar que el oro no llegara a los nazis, así como el empeño de estos últimos para conseguir el oro de todos los países que ocupaban. Entiendo que la CIA también considera el oro como un valor estratégico.

Estas monedas de oro están separadas por 2750 años. Las dos pesan aproximadamente un gramo. Una de ellas fue encontrada en 2014 en aguas poco profundas cerca del complejo turístico de Sozopol, en la costa búlgara del Mar Negro, y data del año 736 d.C. La otra fue acuñada por la Royal Mint canadiense en Ottawa, Canadá, en 2015.

historia de las monedas de oro

Las monedas fueron inventadas en el siglo séptimo antes de Cristo, en la región cercana al Mar Negro en el noreste de Grecia, donde el flujo aluvial de oro y plata mezclados produjo el metal llamado electro. El oro y la plata habían sido usados por las primeras civilizaciones egipcias y mesopotámicas como almacén de riqueza y medio de intercambio. Pero el electro, que se originó de forma natural, se convirtió en moneda bajo los reyes de Lydia, Miletos, Éfesos, Phokia y después de Lesbos y Kyzykos.

De todos modos, la historia monetaria del oro va unos 6000 años más allá de las monedas, si vemos los objetos de oro encontrados en la necrópolis de Varna, Bulgaria. El tesoro de oro más antiguo del mundo, que data de entre 4600 a.C y 4200 a.C, fue descubierto en este lugar a orillas del Mar Negro en 1972.

Thracia

Mi hipótesis es que una estampida de los bancos centrales, como ocurrió en 1978 cuando el London Gold Pool colapsó, haría que el precio del oro se disparara a niveles de $5000. Declaraciones de economistas como las del señor Rogoff pueden crear una gran demanda de oro, similar a la que he predicho.

Cuando el congresista Ron Paul, en una reunión del Comité de la Cámara de Servicios Financieros de los Estados Unidos, le preguntó a Ben Bernanke, antiguo presidente de la Reserva Federal, si el oro es dinero, Bernanke respondió que el oro es algo tradicional y que por eso se guarda. Siempre me he preguntado si realmente cree eso. Parece que el señor Rogoff no está de acuerdo y quiere que los países desarrollados guarden al menos un 10% de sus reservas en oro. Este es el número mágico que se ha transmitido a lo largo de generaciones como una buena póliza de seguro (guarda un 10% en oro y reza a Dios para que nunca lo necesites).

 

Articulo original e imagenes de popescugolddotcom.wordpress.com, traducción propia.

Deja tus comentarios Enviar un comentario como invitado
0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

rss

Comparte

Ultimas Monedas

Moneda de Plata Kiwi 2019 de 1 Onza de Nueva Zelanda. Estas monedas de 31,1 gramos de Plata pura ...

Precio:
55,00 €

Moneda de Oro Panda 2019 de 15 Gramos de China. Estas monedas de 15 gramos de Oro puro están ...

Precio:
574,04 €

Moneda de Oro Panda 2019 de 30 Gramos de China. Estas monedas de 30, gramos de Oro puro están ...

Precio:
1.124,33 €

Archivo de Artículos

Blog