info@andorrano-joyeria.com   933 776 866   new whatsapp 618 856 230     

Redondea el cálculo de la pensión de jubilación con oro

En un contexto donde el Fondo de Reserva de la Seguridad Social se ha visto mermado en sus recursos en los últimos años, se avizora una inminente pérdida del poder adquisitivo de los pensionistas. La reforma de pensiones instaurada en 2013, la disminución de las cotizaciones y el aumento de la esperanza de vida, dibujan un panorama incierto para quienes esperan su merecida pensión. Frente a este panorama, el ahorro en oro surge como una opción conveniente y provechosa en medio de la crisis.

 

Situación actual del fondo para pensionistas

Las voces menos optimistas han vaticinado que el Fondo de Reserva, conocido como la hucha de pensiones, quedará prácticamente vacío por causa del déficit en la Seguridad Social. En tal sentido, algunos pronósticos hablan de ruina del sistema de jubilación, a menos que se tomen las medidas necesarias para mantener un sistema que ha sido puntal del Estado de Bienestar español. El tema ha sido objeto de debate de todos los partidos políticos, muchos de los cuales han criticado duramente la reforma del 2013, de la cual también se dice que abrirá las puertas del ahorro en 2017.

La discusión sobre la reforma se centra en la desvinculación que plantea entre el crecimiento del IPC y la revalorización de las pensiones, lo cual plantea la merma del poder adquisitivo. El hecho es que el Fondo de Reserva, que fue creado en los años de bonanza para disponer de un soporte en momentos de estrechez, se ha estado vaciando desde el inicio de la crisis, la cual se puede resumir como una situación donde ha habido menos ingresos y más gastos. Esto ha ocurrido en un escenario con 9 millones de pensionistas, en combinación con una mayor cantidad de parados, el envejecimiento de la población y una situación política compleja.

Así las cosas, mientras se toman las decisiones y se adoptan las medidas, varios especialistas han recomendado fomentar el ahorro y la inversión, como forma de aporte privado complementario, orientado a asegurar una jubilación estable indistintamente de las crisis económicas. De tal manera, ahorrar en oro físico constituye una modalidad segura para proteger el ahorro y diversificar las inversiones, en medio de una marcada incertidumbre sobre el futuro económico del jubilado. Así, la seguridad de este puede reforzarse con la adquisición de lingotes de oro, o invirtiendo en monedas de oro.

Ahorro que garantiza tu pensión

Los inversores más experimentados saben que el oro nunca se devalúa, y que por tanto constituye una inversión ganadora. Este metal es dinero real, constituye un activo sin riesgo y, lo más importante, constituye un seguro financiero blindado contra la crisis y su repercusión en los fondos de jubilación. Pensar en un activo sólido para después del retiro se casa perfectamente con una inversión en metal físico a largo plazo, sin riesgos y con total garantía.

Ya sea en lingotes de oro o en monedas de oro, los gobiernos, instituciones financieras y los inversores particulares prefieren adquirir el metal en físico, dado que es uno de los activos más importantes en el campo de las materias primas, capaz de atraer tanto a inversionistas profesionales como a aquellos con poca experiencia en inversiones. Sin dudas, el futuro pensionado encaja en esta última categoría, y tiene mucho que ganar de cara a su porvenir, después de un retiro laboral que le abre un período importante de su vida, considerando su extendida longevidad.

Tomando en cuenta los beneficios del ahorro en metal, no es sorpresa que la compra de monedas y lingotes de oro haya aumentado un 20% desde 2011, en pleno apogeo de la crisis de la deuda, cuando España entraba en su segunda recesión desde 2008. Por otra parte, podemos destacar que el precio del metal se ha incrementado en un 25% en lo que va de 2016, el aumento más significativo desde 1980. En un escenario incierto, el Gold World Council ha dicho que la demanda del metal para inversión ha superado incluso la compra de joyas.

Así, a finales de junio, su precio superó los 1.370 dólares la onza, de acuerdo a los datos de la London Bullion Market Association (LBMA), lo cual hace del metal una opción segura y sumamente ventajosa para el inversor particular, figura que el futuro jubilado puede asumir para así sortear la inseguridad que muestra un panorama sujeto a las decisiones de los líderes políticos, y a los avatares de un continente signado por la crisis de los refugiados, los cambios políticos y la recesión económica.

La mejor forma de ahorrar

la mejor forma de ahorrar

Desde el advenimiento de la recesión, el ahorro se ha convertido en un tema relevante para gobiernos, empresas y familias. Según datos aportados por el INE, solo el 30% de los ciudadanos dispone de ingresos suficiente para poder ahorrar; sin embargo, otros estudios privados sobre el “ahorro inteligente” han establecido que 6 de cada 10 españoles pueden permitirse guardar algo cada mes.

Esto ha sido posible gracias a la reducción de gastos en ocio o de productos de consumo no prioritarios; la disminución de salidas nocturnas, cenas en restaurantes y compras de ropa y accesorios en temporadas sin rebajas. Con todo, para pensar en la tranquilidad de tu futuro es necesario pensar en formas de ahorro sólidas que ofrezcan mejores garantías frente a la incertidumbre, presente en todos los espacios, desde la bolsa de valores hasta en el banco más cercano.

Si bien invertir en bonos y acciones, o adquirir un seguro privado de ahorro son opciones válidas para pensar en el mediano y largo plazo, de lo que se trata en este caso es de invertir en un activo con el más mínimo riesgo, en un escenario caracterizado por la incertidumbre. De tal manera, establecer presupuestos y seguirlos al pie de la letra puede ser una táctica bastante válida siempre que se enmarque en una visión estratégica que donde el ahorro en metal esté en el centro de tu planificación.

Así, llegado el momento de invertir en el metal precioso, los particulares tienen opciones de colocar su dinero en certificados de depósito, adquirir acciones en empresas mineras, fondos cotizados (ETF) e, incluso formas digitales de poseer el metal y que pueden cambiarse por su modalidad palpable. No obstante, la forma más segura de ahorro en este caso, recomendable para quien desee conservar valor para su pensión, consiste en la compra del metal en físico.

Una vez decidida la forma de inversión, el particular deberá tomar en cuenta factores como la liquidez, la custodia, el coste de almacenamiento, volumen de compra, comisiones y puntos de compra y venta. Por ejemplo, adquirir monedas y lingotes crea la necesidad de almacenamiento, para lo cual existen empresas especializadas que permiten reducir sustancialmente gastos al inversor.

Finalmente, mientras la clase política se debate entre crear un nuevo impuesto, crear sistemas híbridos o volver al Pacto de Toledo, todo para mantener a flote la hucha de los pensionados, usted puede optar por esta forma de ahorro en sólido, que le permitirá mantener y revalorizar su patrimonio y asegurarse un retiro digno y protegido de las turbulencias económicas.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

rss

Comparte

Ultimos Productos

Moneda de Oro American Eagle 2017 de 1 Onza de Estados Unidos. 31,1 gramos de Oro puro acuñados ...

Precio
1.237,26 €

Moneda de Oro American Eagle 2017 de 1/10 Onza de Estados Unidos. 3,11 gramos de Oro puro acuñados ...

Precio
144,81 €

Recreación de la moneda de Plata tetradracmas usada la Antigua Grecia. Moneda de Plata Búho ...

Desde:
20,47 €
Descuento por volumen
Cantidad Precio Unidad
De 1 a 19 22,47 €
20 ó mas 20,47 €

Archivo de Artículos